¿Quieres recibir nuestros artículos en tu correo?

Suscríbete a nuestra newsletter y te avisaremos cada semana... ¡Prometemos no ser pesados!

¡Suscríbete!

Te damos nuestra palabra: No te enviaremos spam y mantendremos tus datos personales seguros.


7 acciones para aumentar las conversiones de tu web

 en Diseño web, Tienda Online

Partimos de que seguramente ya tengas una web en tu empresa y que estés trabajando distintas estrategias para atraer visitas de clientes potenciales a ella. Si no es así, estás intentando hacer negocios en la edad de piedra, y deberías dar un salto de siglo enseguida. Si vives en este siglo es muy fácil que lleves un tiempo dándole vueltas a la cabeza sobre los resultados de tu página web. Seguro que piensas que tienes suficiente visitas como para tener más resultados de los que estás disfrutando, pero éstos no están llegando. En muchos de los casos que me encuentro realmente las visitas que están teniendo no son suficientes para conseguir los resultados que se esperan. Pero en otros sí que lo son, y la falta de resultados se debe más a problemas en la página web.

Internet está lleno de gente que está demandando tus productos o servicios, te lo puedo asegurar. Y la principal misión de tu negocio debería de ser no quitarles las ganas cuando lleguen a tu web. Seguro que como cliente te has encontrado alguna vez en esa situación.

Hoy te queremos traer 7 consejos concretos que deberás aplicar en tu web para mejorar la conversión de la misma, para conseguir que te contacten o te compren más que antes, manteniendo las mismas visitas.

1. La velocidad

Webs lentas, conversiones difíciles

Cuando navegamos desde un ordenador solemos abrir varias pestañas a la vez, y las que tarden unos segundos más en cargar suelen ser cerradas de manera inmediata. Si navegamos desde un teléfono móvil, solemos depender de la calidad de la cobertura o de lo lejos que estemos de nuestra señal wifi. Si en ese momento que necesito visitarte tengo una mala conexión y encima me encuentro con una página lenta, o una página pesada, voy a salir corriendo en busca de una empresa que me ofrezca una mejor experiencia cliente online.

En Internet la competencia está muy cerca, y el tiempo es muy escaso. Si pretendes hacer esperar a tu cliente potencial, ten por seguro que saldrá disparado en busca de algo que le permita perder menos tiempo de su apretada agenda.

2. ¿Soy el primero?

Cuando decides entrar en un bar que has visto al final de la calle, que no conoces aún, pero tienes hambre y estás cerca… lo primero que haces es mirar si ya hay gente comiendo allí. Si el bar está vacío en hora punta, lo más seguro es que sigas paseando hasta encontrar una alternativa, a pesar de tener que aguantar el hambre.

En Internet pasa lo mismo. Cuando alguien llega a tu web y aún no te conoce, es posible que desconfíe de tu empresa. Por nada en concreto, solamente porque no sabe nada de ti. En esos casos el cliente suele mirar a su alrededor para ver qué han hecho los demás en la misma situación.

Mostrar en tu web casos de éxito, caras de clientes reales que cuentan su experiencia en tu negocio, estadísticas de satisfacción por firmas confiables… Todos estos puntos darán a entender a tu cliente que comprar en tu web es algo normal, y que no se trata para nada de un riesgo. Esta es la confianza extra que necesitan para acabar confiando en tu negocio.

3. Hazlo fácil

En e-commerce, hazlo fácil

Ya tengas una empresa de servicio y tu objetivo sea que te contacten mediante un formulario, o tengas una tienda online donde pretendes realizar el proceso completo de venta, necesitas hacerlo todo pensando en el cliente más torpe que te puedas encontrar, siempre manteniendo el respeto hacia el mismo.

Ten en cuenta que no es que tu cliente sea tonto y no sea capaz de utilizar tu web. Es que en la mayoría de ocasiones tu cliente está mirando tu web mientras escucha música de fondo, a la vez que un compañero le pregunta sobre el email enviado ayer y a la vez que no paran de aparecer notificaciones del WhatsApp en el teléfono que tiene junto al teclado del ordenador.

Tienes que contar con ello. El cliente no tiene ni tiempo ni paciencia y si nota cualquier pequeño detalle que le haga la experiencia incómoda buscará una alternativa que le permita disfrutar de la compra.

Simplemente pasando de tener un formulario de 5 campos a 4, puedes notar una mejora en la conversión hasta de un 6%. Hazlo sencillo, minimiza los procesos y no pidas más datos de los que realmente necesitas para conseguir la conversión.

4. Los métodos de cobro

Cuando vamos a comprar en una web, ya sea un producto, una subscripción, una entrada para un evento, o cualquier otra cosa; nos podemos encontrar distintos sistemas de pago. Cada uno tiene sus pros y sus contras, no es éste el artículo donde lo voy a comparar, pero lo que sí está claro es que cada cuál tiene su favorito. Yo suelo pagar más con tarjeta, Juanjo, compañero en Wanaleads, más con Paypal, mi padre prefiere la transferencia bancaria y mi madre si no es contrareembolso no hace una compra online.

Cada uno tiene sus necesidades. Cuando hablo con una persona que está montando su negocio online se plantea siempre cuál es la mejor opción. Y suele ser un debate que nunca llega a una conclusión clara. ¿Mi opinión tras estar en muchísimos proyectos online? Estamos hablando de 4 opciones de pago, no de 70. ¿Por qué no ofreces las 4 y dejas a todos tus futuros clientes satisfechos? 

5. No a las redes sociales

Los peligros de las redes sociales en la web de inicio

Poner este título va a generar polémica, pero hay que entenderlo. Me he encontrado en multitud de ocasiones páginas que dan un excesivo protagonismo a sus redes sociales desde la misma portada de su web, desde la zona más importante de su web. No dudo que habrá algunos casos en que esto se haga intencionadamente y hasta tenga sentido. Pero estoy seguro que esos casos se pueden contar con los dedos de la mano.

Tienes que tener claro cuál es el objetivo de las redes sociales en tu empresa, en tu negocio. En el 99% de los casos el objetivo es llegar a más gente, que nos conozcan y que acaben visitando nuestra página web para hacer una compra, para contactar en un formulario o para subscribirse al servicio de turno. Si el cliente ya se encuentra en tu web… ¡No lo invites a irse de nuevo a Twitter a Facebook! Ya sabemos los peligros que tienen las redes sociales, y si abandona tu web para irse a las redes sociales seguramente acabe leyendo la última entrevista al delantero de moda o viendo las fotos sexys del chico o chica de turno, sin recordar ni siquiera qué era lo que estaba buscando.

Si el objetivo de tus redes sociales es atraer a la gente a tu web, una vez que están allí… ¡Ya lo has conseguido! No tienes que abrirles la puerta para volver a irse por donde han venido, nunca mejor dicho.

6. La importancia de las pruebas

Este punto puede parecer demasiado obvio, pero creedme cuando os digo que es necesario ponerlo. De muchos ejemplos que podría poner recuerdo dos casos en concreto. El primero de ellos era un empresario que hizo la web por su cuenta y probó a hacer una auto-campaña de marketing online, pero tras un año sin conseguir ni una sola venta vino a preguntarme el por qué de esta situación. No suelo empezar por ahí, pero en esta ocasión me dio por intentar hacer una compra de algunos de los productos a mi disposición nada más abrir la web de este negocio. Y ahí estaba la razón (o al menos una de ellas) por la que no había llegado aún su primera venta. ¡El sistema de venta no funcionaba! Y no me refiero a que fuera complicada o a que generara desconfianza, no. Me refiero a que directamente daba errores, no existía manera humana de completar una compra.

Por otro lado recuerdo un caso similar de un negocio que se acercó por nuestra agencia y nos preguntó ya que le extrañaba no conseguir ninguna venta provenientes de las islas españolas en una tienda online que había echo con una empresa amiga. Era consciente de los problemas con los gastos de envío e impuestos, pero tras ofrecer facilidades en esos sentidos no conseguía tener ventas. Tras una rápida prueba detectamos que el cliente tenía desactivada la venta a estas zonas desde su tienda online. ¡Había malgastado cientos de euros para llegar a un público al que le era imposible comprarle!.

Por favor, siéntate delante de tu ordenador y actúa como lo haría tu cliente. Úsalo, pruébalo y comprueba que todo funciona. Y cuando termines intenta hacer todo eso desde una tablet. Y luego desde tu teléfono móvil. Seguro que encuentras algunas de las razones por las que no estás vendiendo más.

7. La clave está en la optimización

Pueba en Marketing Online

Y esto no es ningún secreto, ya que lo repetimos una y otra vez en cada una de las conferencias que damos. La clave del éxito en el marketing online no está en acertar a la primera, sino en utilizar adecuadamente todas las herramientas analíticas necesarias para conocer qué es lo que está fallando y solucionarlo cuando antes.

Prueba, mide y optimiza.

Éste es el mejor consejo que te puedo dar y que la mayoría de la gente no suele seguir. Aquí está la clave de todo. Requiere de tiempo, requiere de conocimientos y requiere de esfuerzos. No es nada fácil, porque si lo fuera tu competencia ya lo habría hecho y tampoco te valdría para superarla. No necesitas sólo hacerlo bien, necesitas también hacerlo mejor que los demás.

No pares de medir, y no pares de tomar decisiones en base a esas mediciones. Así es como podrás aprender de tus propios clientes. A fin de cuentas, el cómo va a ser tu web no lo vas a decidir tú ni nosotros. Nos lo va a decir tu cliente con su comportamiento. 

Ponte en marcha

Todo esto que acabas de leer puede ser muy útil o no puede valer absolutamente para nada. Todo depende de lo que decidas hacer tras haberlo leído. Cruzarte de brazos o pasar a otra cosa no va a solucionar nada, no te va a ayudar a conseguir mejores resultados.

Tiene dos opciones, o ponte manos a la obra o escríbenos para que nos encarguemos nosotros. Pero muévete y no te quedes dormido, pues ten por seguro que tu competencia no se va a echar la siesta, ellos no están dispuestos a dejar pasar las enormes oportunidades que ofrece Internet para llegar a ese cliente que realmente te interesa, a ese cliente que realmente te es rentable.

Y por supuesto, recuerda que si compartes este artículo en las redes sociales, nos harás un poquito más felices.

¿Te ha gustado? ¡Comparte en tus redes!

Entradas relacionadas

¿Qué andas buscando?