remarketing-google-portada

Cómo hacer remarketing en Google sin que terminen odiando tu marca

en

El remarketing está de moda. Es uno de los nuevos conceptos del marketing digital que está en boca de todos los profesionales y agencias. Un recurso muy útil y que puede dar excelentes resultados si se utiliza con criterio, pero que igualmente puede volverse en nuestra contra si no hacemos un uso responsable del mismo.


¿Qué es el remarketing o retargeting?

Básicamente, se trata de volver a impactar con un mensaje publicitario, a un usuario que ya ha tenido un primer contacto con nuestra marca. De esta forma, podemos recordar a un usuario el magnífico precio del sofá que estuvo viendo en nuestra tienda online, con algún incentivo incluido, o recordar al usuario que estuvo en la web de nuestra empresa de jardines, que este año no olvide contratar el mantenimiento para su jardín.
Mediante la configuración avanzada de anuncios dinámicos de retargeting, podemos volver a ubicar nuestro producto o servicio en los slots de espacios publicitarios de las webs por las que navega nuestro cliente potencial. De esta manera, volvemos a mostrarle el producto o servicio por el que estuvo interesado, intentando de esta forma cerrar el embudo de venta o conversión.


Principales ventajas del remarketing

remarketing-google-diana
Está claro que esta tecnología y herramienta funciona, y es uno de los grandes recursos que ponen a nuestra disposición los gigantes del marketing digital como Google o Facebook en las campañas de CPC. Los principales beneficios que podemos obtener del remarketing son:

Branding e imagen de marca

Dado que el remarketing se realiza de manera personalizada, y «persiguiendo» a cada uno de nuestros usuarios, la percepción del cliente es que «estamos en todos lados», y por tanto, puede pensar que somos una gran empresa con un marketing muy potente y una gran capacidad de inversión. Realmente, esa publicidad sólo se le está mostrando a él, y en ese sitio concreto, pero si el usuario no conoce la técnica detrás de esta herramienta, su percepción es que efectivamente, somos una gran marca.
De esta forma además, mediante varios impactos consecutivos al usuario de nuestra marca o producto, ayudamos a mejorar la retentiva del mismo, y posiblemente, aunque no haga clic en nuestros anuncios de Display, en el momento que vuelva a tener la necesidad, recordará nuestra marca y volverá a nuestro sitio web.

Captación de clientes

Tal como comentábamos anteriormente, el principal objetivo de una campaña de remarketing es volver a captar a aquel usuario que por el motivo que sea, se ha salido de nuestro embudo de conversión.
Puede que el usuario estuviera apunto de hacer la compra, o de pedirnos un presupuesto, pero recibe una llamada urgente o cualquier otro asunto que prioriza su atención, cierra la pestaña del navegador, y se marcha.
Dado que podemos saber incluso qué producto estaba viendo, o en qué pagina concreta de nuestra web abandonó, tenemos toda la información necesaria para ser muy precisos y certeros en el mensaje, de manera que cuando volvamos a impactar a ese usuario, podemos ofrecerle un incentivo personalizado que termine de convencerlo para que ejecute la acción que nosotros deseábamos.

Retorno de la inversión

Fruto del punto anterior, lógicamente, si conseguimos aumentar la cartera de clientes, estaremos mejorando el retorno de nuestra inversión. Los costes de hacer remarketing son todavía ínfimos en relación al rendimiento que puede dar para tu marca, y por tanto, el retorno de la inversión de esta tecnología es altísimo.


Principales desventajas del remarketing

remarketing-google-target

Requiere bastante tiempo o inversión

Para poder realizar acciones de remarketing, necesitamos llenar lo que se llaman «listas de remarketing», es decir, ese listado de usuarios que cumplen una serie de condiciones para que podamos aplicar las técnicas de remarketing sobre ellos. Es necesaria una determinada cantidad de usuarios que hayan visitado nuestra web, o una sección concreta de la misma, para que podamos poner en marcha una campaña de remarketing para estos usuarios.
Por tanto, si queremos acelerar este proceso, tendremos que hacer una inversión mayor en captar usuarios que tengan esa primera toma de contacto con nuestra web o marca, para después, poder volver a impactarlos.

Podemos resultar pesados e intrusivos

Si no somos capaces de controlar la cantidad y calidad de estos impactos de remarketing, podemos estar consiguiendo el efecto contrario al deseado.
Seguro que has vivido en primera persona este caso:
Estás pensando irte de vacaciones y comienzas a mirar hoteles en tu destino. Finalmente después de darle no pocas vueltas, reservas una habitación de hotel en un conocido portal de reservas.
Te vas de viaje, vuelves, e incluso semanas después de tus vacaciones, sigues recibiendo impactos de publicidad de esta central de reservas, con tu propio hotel, o con otros hoteles en la zona. Imagina lo mal que sienta esto añorando tus vacaciones recién terminadas…
Una mala configuración del remarketing, sin limitadores de frecuencia, puede producir el efecto contrario al buscado con esta estrategia, de manera que el cliente, harto de nuestros impactos publicitarios, eche la cruz a nuestra marca y no quiera volver a saber nada de nosotros.


En resumen

Bien utilizada, una estrategia de remarketing puede suponer un plus importante para el retorno de inversión de nuestras campañas, además de mejorar nuestro branding o imagen de marca ante nuestros clientes potenciales.
Por contra, un mal uso o una incorrecta configuración de estas campañas, puede dar al traste con nuestros objetivos, consiguiendo el efecto contrario y produciendo un rechazo del cliente hacia nuestra marca.

Compartir

Share on linkedin
Share on facebook

¿Quieres recibir nuestros nuevos artículos en tu correo electrónico?

Publicaciones recientes

14 de noviembre de 2019
Como pudimos ver en el anterior artículo «¿Qué es el posicionamiento orgánico y para qué sirve?», el posicionamiento de una web viene directamente relacionado por un conjunto de factores que, básicamente, podemos dividir en dos grupos: factores internos y factores externos....
24 de octubre de 2019
SEMrush es una de las herramientas más conocidas dentro de las estrategias de marketing digital, y se centra en la monitorización de nuestro proyecto así como en el estudio de la competencia a nivel de SEO y SEM....
10 de octubre de 2019
Google Partners es un programa que lanzó Google para las agencias de publicidad, freelances, agencias de marketing, expertos en Google Ads y profesionales del marketing online que administran cuentas...

¿Quieres llegar a buen puerto?

Ningún viento es favorable para quien no sabe dónde va.

Y tú, ¿dónde quieres llegar? Construyamos juntos el barco que nos permitirá alcanzar tu puerto de destino. ¡Déjanos acompañarte!