UX, diseño web eficiente en 8 pasos

 En Diseño web

En diseño web no todo son imágenes bonitas, tipografías llamativas y colores de moda. Una web funcional necesita mucho más que eso. También se necesita una interface que sea usable (UI) y una estructura y contenidos que funcionen (UX). Te acabo de resumir muchísimo dos de los aspectos más importantes que debe tener tu web, pero no temas, ahora vamos a desarrollar uno de ellos.

¿Qué es UX?

La UX o experiencia de usuario (traducción al español) engloba todo lo que el usuario percibe al usar tu web. ¿El usuario ha captado el mensaje que quieres transmitir en tu web? ¿A realizado el customer journey como lo teníamos planeado? ¿O simplemente ha entrado y a rebotado a los 10 segundos? De eso trata la UX, de crear una web que conecte con tu usuario objetivo y sepa transmitir el mensaje.

Ahora veremos los puntos claves para que tu diseño web tenga una experiencia de usuario funcional y optimizada.

1. ¿Quién es nuestro buyer persona?

Buyer persona es el termino que usamos en inbound marketing pero puedes llamarlo cliente objetivo. ¿Sabemos a quién queremos llegar? Ese es el punto de inicio, ya que condicionará gran parte de tu UX. Dependiendo de la edad, el sexo, el nivel de estudios o el sector en el que segmentemos a nuestro usuario objetivo, crearemos unos textos más o menos técnicos, formales o cercanos, etc…

Incluso las imágenes irán en función de quién quieres que sea tu cliente. A mi por ejemplo, me encanta poner gifs de los Simpsons, pero muy a mi pesar no tienen cabida en todos los proyectos. D´oh!

2. ¿Cuál es el objetivo de nuestra web?

objetivos en la experiencia de usuario

Si nuestro negocio se centra en vender aspiradoras sin cables, no vamos a construir nuestra UX igual que el señor que vende seguros. En parte esto va relacionado con el punto 1, ya que nuestros objetivos van ligados a nuestro buyer persona, pero tiene matices importantes. Para no hacerlo muy ambiguo, incluso dentro del mismo sector y con una segmentación muy parecida de usuario, una web puede tener objetivos muy distintos a otra.

Quizás queremos informar de nuestro servicio, no venderlo directamente o queremos convertir directamente, pero nuestra conversión no es una venta, sino que es un lead en un formulario para descargar un e-Book.

Dependiendo de nuestros objetivos, el diseño de nuestros bloques y llamadas a la acción irán orientados de una forma u otra.

3. Información útil y clara

Ya sabemos a quién y cómo vamos a hablar, hora de plantear lo que vamos a decir. Por supuesto, crearemos contenido nuevo para que el tito Google no nos riña. Este contenido irá al grano, nada de andarnos con rodeos creando contenido por crear. Y sobre todo, tiene que SER ÚTIL.

Ya lo has visto, en mayúsculas y en negritas, por que es una pieza clave para tu web, que tu contenido de respuesta a la búsqueda de tu usuario objetivo. Si decimos lo mismo que otras 10.000 webs, de la misma manera o simplemente no decimos nada, hemos errado el tiro.

Tenemos que cuidar el texto para seguir las pautas SEO, pero no olvides que escribes para personas. Debemos humanizar los copys para que transmitan y lleguen mejor al usuario.

3.1 Arquitectura web y estrategia de contenidos

Toda esa información útil tenemos que encajarla en la arquitectura web. Esta arquitectura la hemos diseñado pensando en que Google detecte cuáles son los puntos principales que queremos destacar, enfocados en llevar al usuario a donde nos interesa y por lo que nos ha dicho nuestro cuñado que sabe mucho de SEO. Esto último es broma, no le hagáis caso a vuestro cuñado, ¡nunca! 😉

3.2 Contenido relacionado

Un poquito de linkbuilding no viene mal, es más, necesitamos linkbuilding bien planteado y optimizado. Lo más fácil es que relaciones el contenido de tu web entre los post y entradas que tratan de un mismo tema. Seguro que ya te has fijado que cuando hablamos de Diseño web, no perdemos la ocasión de mostrate nuestra sección dedicada a ello. 🙂

4. CTA´s funcionales y que destaquen

Quizás uno de los elementos más importantes entre los bloques de tu web sean los cta´s. Estas llamadas a la acción van a ser las encargadas de dirigir al usuario a donde quieres que vayan. Deben destacar entre el resto de elementos y no dejar ni una sola duda de qué va a pasar cuando hagan clic. Un botón que no funciona o que me lleva a una parte de la web a la que no esperaba llegar crea una mala experiencia de usuario.

Todos hemos pinchado mil veces el botón cerrar de Windows sin llegar a cerrar nada, ¿verdad? Pues eso no puede pasar en nuestra web.

5. Velocidad de carga

velocidad de carga en ux

Si entran en nuestra web y les da tiempo ha hacerse un té, bebérselo y fregar la taza, mal vamos. Además de ser unos de los puntos clave en el posicionamiento de tu web, es esencial para la experiencia de usuario que nuestra web sea lo más rápida posible. Necesitamos un buen servidor, una buena optimización de imágenes y gestionar la caché de nuestra web (entre otras muchas cosas).

Puedes medir la velocidad de tu web, entre otras cosas, con estas herramientas web:

5.1 Carga de elementos en scroll

Entre tu y yo, un truco muy bueno para optimizar el tiempo de respuesta de nuestra web es adaptar la carga de elementos al scroll. Si solo cargamos los elementos que el usuario va desplegando al hacer scroll, ahorraremos muchos recursos de servidor y aumentaremos la velocidad. Algo que en muchas herramientas y plantillas llaman Lazy Load.

6. Menú de navegación preciso y accesible

Sencillo y conciso, así debe ser el menú en un diseño web con una UX bien planteada. No es necesario colocar todos los productos y servicios en el menú, debemos categorizar correctamente y dejar en el menú lo que realmente importa.

Y no te olvides de hacerlo sticky, ¿otra palabra rara? Pues sí, pero viene a referirse a un menú que no desaparece al hacer scroll. El usuario puede que necesite abrir otra sección y si tu web tiene secciones con un alto considerable, es bueno que el menú lo siga allá donde vaya.

7. Buscador interno

buscador web experiencia de usuario

Tienes una buena estructura, los contenidos están relacionados y tienes un menú genial, pero el usuario no ha encontrado lo que buscaba y va por el cuarto clic en tu web. En estos casos, el buscador es tu mejor amigo. Optimizando un buscador que sirva al usuario el contenido que anda buscando te puede salvar de una tasa de rebote alta.

Google tiene muy bien acostumbrado al usuario a buscar y en 2 clics encontrar. Que tu web no rompa esa rutina y pueda servir contenido a la carta.

8. Medir

Siempre, siempre, siempre. Mide todo siempre y no dejes de mejorar.

¿Tus usuarios rebotan? ¿Desde dónde llegan? ¿Por dónde se van? ¿Qué tiempo de estancia tienen tus páginas clave? Las respuestas a estas preguntas y a otras más te dirán si tu UX es buena o no. Y cuando todas las respuestas sean positivas y estés maravillado con la experiencia de usuario que has conseguido, sigue midiendo para mantenerlo y mejorarlo.

 

Descarga el eBook gratuito
Publicaciones recientes