Lo que pasa en las redes sociales no se queda en las redes sociales

 En Redes Sociales

Estamos acostumbrados a escuchar el concepto de lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas, una frase que la Ciudad del Pecado acuñó como eslogan incluso siendo utilizada de manera oficial por el gobierno local y de la que, en tono de humor, se han hecho infinidad de versiones.

Sin embargo, esta manida expresión no se puede aplicar a las redes sociales y más después de los últimos acontecimientos vividos en las últimas fechas en el mundo del fútbol.

La historia de un fichaje frustrado por un tweet

Nada menos que un club histórico en La Liga como es el Deportivo de la Coruña, ha protagonizado un episodio que llama la atención por sí mismo: Anuncia el fichaje de un jugador y pocas horas después lanza un comunicado donde explica que cancela la operación por un tweet de hace tres años.

El jugador en cuestión es Julio Rey, un mediapunta de 20 años natural de Vilagarcía de Arousa que cuando tenía 17 años escribió en su timeline “PUTA DEPOR, PUTA RIAZOR”.

El Tweet de Julio Rey

Tan sólo unas horas después de anunciar de manera oficial su fichaje por parte del Deportivo de la Coruña para militar en las filas de su equipo filial, el club gallego publicó este tweet donde remitía a un comunicado que decía lo siguiente:

El Real Club Deportivo, que había anunciado el fichaje de Julio Rey a media tarde después de que el jugador hubiese firmado el contrato que lo vinculaba con la entidad blanquiazul, ha decidido no completar el acuerdo tras analizar los desafortunados comentarios vertidos por el jugador en un perfil personal en las redes sociales años atrás.

El Real Club Deportivo entiende que un jugador merece vestir la camiseta blanquiazul si es un ejemplo de deportividad, respeto por los rivales, compromiso y sentimiento positivo hacia el Dépor, sus colores, su escudo y los valores que la institución representa.

¿El resultado? Aparte de frustrar una operación de miles de euros, el episodio se ha saldado con el jugador emitiendo otro comunicado donde asume su culpa y acepta las consecuencias, y con la cuenta de Twitter (@Julio_Rey10) eliminada a día de hoy.

Otros episodios similares

Si bien no se trata de fichajes desestimados o polémicas tratadas de manera oficial, en Sevilla hemos vivido de cerca dos situaciones similares en menos de un año.

De una parte el Real Betis llegó a descartar a un central con experiencia como Raúl Navas por su pasado sevillista. Cuando tan sólo se rumoreó el posible fichaje se desató una oleada de tweets entre la afición verdiblanca que clamaban en contra de la contratación de un jugador que sentía los colores del Sevilla FC. El posible fichaje se disipó sin más, y al poco tiempo Alexis Trujillo, Director Deportivo del Betis por aquella época, realizaba estas declaraciones:

Teníamos las conversaciones muy avanzadas con sus agentes, pero el chico hizo unas declaraciones que por desgracia llevaron al traste la situación (…) Navas dijo que corría sangre roja por sus venas y la operación se vino abajo. Esta ciudad es muy especial y nosotros tenemos que procurar que la sangre de nuestras venas sea verde, no roja”.

Por otra parte, en los últimos días ha saltado a la palestra el jugador canterano del Real Betis Daniel Ceballos, a quién tras convertirse en Campeón de Europa con la Selección Española Sub-19 han rebuscado en su timeline encontrando auténticas barbaridades:

Desafortunados tweets de Ceballos

Si bien el jugador contaba con apenas 15 años cuando escribió estos tweets, carece de toda lógica no pararse a revisar qué hay en las profundidades de tu cuenta cuando tienes la friolera de 22.000 seguidores (y subiendo). Una situación que como tantas otras se podría haber evitado sin dañar su imagen como profesional y la del club al que pertenece.

Cuida lo que publicas, nunca sabrás su alcance

Twitter y el fútbolYa decía la canción que la vida da muchas vueltas, y en las redes sociales esto no es diferente. Si bien el fin de los medios sociales no es otro que poner en ellos lo que piensas, haces o sientes con la más absoluta libertad de expresión, siempre has de tener en consideración el grado de compromiso que cada publicación puede conllevar el día de mañana.

En esta línea, Erin Bury comentó en una ocasión “No digas nada en línea que no quisieras plasmar en un anuncio espectacular con tu cara en él”, una frase que personalmente me encanta aplicada al entorno social media y que bien podría servir de hoja de ruta para el qué hacer y qué no hacer a la hora de publicar.

No digas nada en las redes sociales que no te gustaría ver en una valla publicitaria enorme con tu cara al lado.

Siguiendo esta filosofía no deberías tener problemas del estilo de estos futbolistas en las redes sociales. Sin embargo todos cambiamos con el tiempo y estoy seguro de que te sorprenderías de las cosas que publicabas tú mismo hace solo unos años.

No está de más que revises tus publicaciones antiguas para ahorrar meteduras de pata y más si tu popularidad aumenta por el motivo que sea. Después de todo… lo que pasa en las redes sociales, no se queda sólo en las redes sociales.


Nuevo llamado a la acción
Publicaciones recientes