¡No lo hagas! Los peligros de comprar listas de emails

 En Marketing Digital

A la hora de trabajar el Email Marketing todos quieren que su contenido llegue al mayor número de personas posible, y es algo totalmente normal. Para ello, no son pocas las personas que caen en la trampa comprar o incluso alquilar listas de emails y bases de datos para hacer estos envíos. Sin embargo y como se suele decir, en este tipo de estrategias prima más la calidad que la cantidad, y hoy vamos a ver por qué.

Opciones para tener una lista de emails

Seguro que ya has diseñado y maquetado con mimo tu newsletter y has elaborado minuciosamente todos los contenidos que se van a difundir en ella. Pero ahora llega el momento de hacer el primer envío y a penas dispones de unas direcciones de correo electrónico a quienes mandarla. Cuando llegamos a este punto las opciones que se presentan son principalmente tres:

  • Comprar listas de emails: Ya sea a través de un proveedor o simplemente buscando listas para descargar por Google. No es difícil encontrar listas de emails para descargar, incluso segmentadas por información geográfica o en base a gustos o intereses de los usuarios. Por ejemplo, una lista de 15.000 emails de personas que viven en Andalucía y que son aficionados de un equipo de fútbol en concreto.
  • Alquilar listas de emails: En este caso la opción se reduce casi en exclusiva a trabajar con un proveedor de email marketing. Aquí identificas a un segmento concreto de la población a quién puedes enviar tus newsletter pero no llegas a ver a quién mandas los correos realmente. Es decir, en el fondo nunca llegas a ser el dueño de las listas con las que trabajas.
  • Crear tu propia lista de emails: Para crear tus propias listas de emails se precisa de que los usuarios de esa lista proporcionen su correo electrónico y su consentimiento para recibir tus envíos. Este tipo de listas son el resultado de ganarte el interés y la confianza de esos contactos porque creen que verdaderamente tienes valor que aportarles.

Viendo las opciones planteadas, es posible que estés pensando que vas a tardar una eternidad en conseguir de este modo una lista medianamente decente, y es verdad. Conseguir una lista de emails propia es una tarea larga y laboriosa pero sus beneficios no tienen comparación frente a otras opciones.

En una lista de correos propia encontrarás usuarios de los cuales te has ganado su interés y creen que verdaderamente tienes valor que aportarles.

Por qué no debes comprar listas de emails

Los peligros de comprar listas de emails

Comprar listas de correos es una mala idea por diferentes motivos, pero principalmente es una práctica que de entrada se salta varias leyes. Dejando a un lado la protección de datos y la ética, si tú puedes comprar una determinada lista de correos electrónicos, cualquier persona puede hacerlo también. Es decir, vas a disponer de direcciones de correos electrónicos a las que cualquiera puede enviar contenido de manera totalmente indiscriminada… Dicho de otra forma, vas a ser puro spam.

Es cierto que las personas que aparecen en listas de correos posiblemente se dieron de alta voluntariamente en algún momento, pero no aceptaron consciente y explícitamente recibir información de tu empresa o tu marca. Es un punto de vital importancia, sobre todo a la hora de que estos usuarios abran tus correos y más aún que realicen la acción que buscas con ellos.

Siguiendo en esta línea, otro motivo es por la pérdida de sentido que esto supondrá para tu estrategia de Email Marketing. Las métricas, la analítica y las decisiones que puedas tomar en base a ellas se verán siempre alteradas debido a que un alto porcentaje de tu lista de emails está falseado. Por no hablar de que ni siquiera sabrás quiénes son esos usuarios o de dónde vienen.

Pero el mayor motivo por el cual no debes comprar listas de emails es porque tu dominio puede quedar marcado para siempre como spam. En primer lugar los propios usuarios que reciban tus envíos pueden marcarte como spam y no saber más de tu empresa hasta el fin de los tiempos: Cualquier cosa que llegue con tu dominio irá directamente a la carpeta de spam. Por otra parte, muchas de estas listas se generan a través de bots que se conocen como “arañas” de emails, que no hacen más que rastrear sitios webs en busca de direcciones de correos para añadirlas a sus listas. Es muy frecuente que los desarrolladores web dejen honeypot o direcciones trampa escondidas en el código que hacen que estos bots las incluyan en las listas de emails. Estarás comprando una lista con cuentas de correo que están configuradas para que todo lo que les llegue pase directamente a listas negras de spam.

Alternativas a la compra de listas de emails

Alternativas a la compra de listas de emails

Crear una lista de emails de calidad, legítima y con buenas prácticas es algo que lleva su tiempo y no es fácil conseguir. Sin embargo, estas son algunas de las prácticas que pueden ayudarte a conseguirlo de una manera más eficaz:

  • Aportar valor de verdad: Contenidos como los que se generan en estrategias de Inbound Marketing se basen en aportar un contenido útil e interesante a tus potenciales clientes. Generar contenidos que realmente aporten valor en tu blog y difundirlos en una newsletter a modo de resumen cada cierto tiempo puede ser una buena forma de enganchar a los usuarios a tu contenido. Recuerda que se trata de aportar valor, no de interrumpir a tus suscriptores con cualquier contenido.
  • Aportar beneficios o ventajas: Genera algún aliciente para que los usuarios tengan alguna ventaja al suscribirse a tu lista de emails. Promociones, descuentos o descarga de contenido premium. Por ejemplo, Women´secret regala un código de descuento del 10% a los usuarios que se suscriban a su newsletter.
  • Permitir opciones de suscripción personalizadas: Salvo que tengas definido un nicho de mercado muy concreto, todos tus contenidos no van a interesar a todos los usuarios. Crea distintas listas en función de la frecuencia o el tipo de contenidos que quieran recibir los usuarios. Por ejemplo, puedes crear una lista de suscripción a la que se envían los artículos del blog cuando se publican, y otra donde mandas una newsletter mensual.

Tanto si has tenido experiencias con compras de listas de emails como si eres de los que mimas tus listas propias con estos u otros consejos, te invitamos a participar en la conversación en nuestras redes sociales y nos cuentes cómo lo haces con tus listas de emails.

Descarga el eBook gratuito
Publicaciones recientes