Qué método de cobro utilizar en mi tienda online

 en Tienda Online

Una de las cuestiones por la que más me suelen preguntar cuando me siento con un empresario que se está planteando empezar a vender sus productos desde su propia tienda online, y me siento con muchos, es sobre las distintas opciones que existen para realizar los cobros a sus clientes online.

Es uno de los factores que pueden dar la confianza necesaria para conseguir ser la decisión de compra del cliente, o que pueden arruinar directamente el resto del trabajo alrededor de cualquier tienda online.

Parece un tema muy obvio, pero no lo es para la gente que empieza. Y en muchos casos es algo en lo que no llegan ni a pensar hasta el último momento. ¡No cometas el mismo error en el que ya cayeron otros!

Aquí te quiero contar las distintas opciones que tienes a tu disposición. Así como qué tendrías que tener cuenta para tomar la decisión más inteligente para tu negocio.

La seguridad en el pago online

La seguridad o no de los pagos online ha sido desde el arranque del ecommerce uno de los puntos críticos que hacía que la gente dudara de si comprar online o no era una buena idea.

Al igual que cuando llegaron a nuestra sociedad las tarjetas de crédito generó mucha desconfianza en las personas, y su implantación fue más lenta de lo deseado. ¿Qué era eso de pagar con un trozo de cartón? Y aunque ninguno de los de aquí lo vivimos, supongo que el cambio de pagar con sacos de sal a pagar con monedas de bronce supondría una cambio igual de traumático.

Afortunadamente estos tiempos ya pasaron, tanto lo de la desconfianza en las tarjetas, como los de la desconfianza en el pago online (y por supuesto el de los sacos de sal). Y cada vez es más raro encontrarse a alguien a quien le preocupe hacer una compra online. Aunque siguen existiendo distintos tipo de fraudes, no son más de los que ya se producen offline. Y siempre que se siga la lógica de la cultura de este siglo, el pagar online no va a ser ningún tipo de problema.

Además, la tecnología sigue avanzando para mejorar aún más los actuales sistemas de seguridad. E incluso se está llegando a solicitar al consumidor su huella dactilar para comprobar su identidad tanto en la mayoría de teléfonos actuales como también en algunos portátiles de última generación.

Transferencia bancaria

Aunque en las primeras tiendas online se contemplaba como una opción, a día de hoy salvo en casos y sectores muy aislados, ni siquiera supone una opción para incluir en nuestras tiendas online. El motivo de esto son principalmente dos.

El primero de ellos es que la transferencia no es inmediata, y que dependiendo del banco deberemos esperar hasta unos 2 días, o 4 si nos coge en medio un festivo o fin de semana, para poder confirmar que el cliente ha pagado su pedido.

Por otro lado, la mayoría de sistemas de venta online no están preparados para comprobar tu cuenta del banco y confirmar el pago, por lo que será un proceso manual que deberemos hacer con el consumo de tiempo que eso supone. Y ya sabes que en todos los casos, el tiempo es dinero.

Contrareembolso

Con este sistema, el cliente no pagaba nada al hacer el pedido. Esta opción, aunque se sigue utilizando a día de hoy, también proviene de los comienzos del ecommerce. Al no tener que pagar hasta que tuvieras el producto en casa, se eliminaba esa barrera de entrada de la posible desconfianza.

Algunos clientes, pocos, siguen prefiriendo y finalmente eligiendo esta forma de pago, sobre todo cuando compran por primera vez en una plataforma desconocida.

Para el vendedor supone un riesgo debido a que si el producto finalmente no es aceptado por el cliente al llegar a su destino, los gastos de mensajería tanto de ida como de vuelta a los almacenes irán a cargo del vendedor. Debido a ellos muchas tiendas online han decidido cobrar un plus si el cliente elige el contrareembolso como método de pago.

TPV bancaria

Es el sistema más estandarizado en el momento en el que escribo estas líneas. Se trata de la clásica TPV que los negocios usan para cobrar con tarjeta de crédito en los locales, en los negocios físicos, pero llevadas a su versión digital. Estas TPV nos permiten cobrar a nuestros clientes online mediante sus tarjetas de crédito, el método más utilizado a día de hoy por los consumidores sin lugar a dudas.

Este sistema puede llegar a suponer para los nuevos negocios que no tenían ya con anterioridad un sistema TPV en sus establecimientos físicos un auténtico quebradero de cabeza. El motivo es el desconocimiento sobre este asunto que la mayoría de entidades financieras demuestran cuando los emprendedores se acercan a su oficina a preguntar por tal sistema (cada vez lo conocen un poco más afortunadamente) y, sobretodo, los plazos de respuesta por parte del banco al solicitarlo.

A los bancos aún les cuesta fiarse de los negocios online. Y estudian la aceptación de una TPV digital como si de un préstamos se tratase. En algunos casos te llegarán a pedir trayectoria, experiencia, que tu negocio online lleve tiempo funcionando y facturando. Pero si no puedes cobrar a tus clientes… ¿Cómo quiere el banco que consigas esa trayectoria?

Paypal

Aunque hasta hace poco sólo era utilizado por los más geek del lugar, quedando reservado a gente muy metida en la cultura digital, la fama y confianza de esta empresa que fue absorbida por el gigante Ebay en 2002 no para de crecer y ya puede ser considerado perfectamente un estándar en el mercado de las compras online.

PayPal hace de intermediario entre el cliente, la tienda y el banco, de manera que cuando un cliente llega a una tienda nueva no tiene que facilitarle datos tan delicados como los de su tarjeta de crédito, cediendo el almacenaje de los mismos en PayPal. Además PayPal añade un sistema extra de garantía al comprador, donde en el caso de haber un problema entre el cliente y el vendedor, puede hacer de intermediario para solucionar el problema y facilitando en la mayoría de los casos al comprador la devolución de su importe.

Muchos empresarios creen que si ponen PayPal como método de pago en su web, sólo los que tienen cuenta de PayPal podrán pagar en su tienda. Pero nada más lejos de la realidad. PayPal desde hace un tiempo permite también pagar con tarjeta de crédito sin tener una cuenta de PayPal. Hace la función de un TPV digital para tu tienda online. En vez de tener la TPV con Santander o BBVA, la puedes tener con PayPal.

La mayor ventaja es que los trámites para solicitarlo y conseguir su aceptación son mucho más rápidos que en la banca tradicional ya que están acostumbrados a trabajar con negocios 100% digitales.

Pero por otro lado, las comisiones de cada venta suelen ser muy superiores a las que la banca tradiciones suele pedir por el uso de sus TPV’s.

Pago mediante teléfono móvil o smartwatch

Pago mediante teléfono móvil o smartwatch

Recientemente estamos escuchando muchas noticias sobre los pagos con teléfonos móviles. Aunque en muchas de estas noticias, quizás por desconocimiento lo relacionan directamente a las tiendas online no se trata exactamente de eso.

Los teléfonos móviles gracias a una tecnología llamada NFC y parecida ligeramente al Bluetooth consigue simular el funcionamiento de nuestras tarjetas de crédito inalámbricas. Por lo que en vez de acercar nuestra tarjeta cuando pague en un tienda tradicional, podemos acercar nuestro teléfono con el mismo resultado. Aunque aún muchos tenemos que aguantar las caras de extrañeza del dependiente de la tienda.

Este sistema no afecta al comercio electrónico, ya que las compras se hacen y pagan por definición desde móviles, relojes, ordenadores, tabletas o similares.

Qué elegir para tu negocio

Como en la mayoría de cuestiones mi respuesta debe de ser depende para cubrirme las espaldas, porque siempre nos pueden decir en las redes sociales que hay sectores que tal o cuál. Es cierto.

Aunque también es cierto que en la gran mayoría de ocasiones la combinación TPV + PayPal es la opción que cubre la mayoría de preferencias de tus clientes. Complementar el TPV de tu banco con el sistema de cobro de PayPal ofrece soluciones seguras y ágiles tanto a los clientes recurrentes como a los que llegan a tu tienda por primera vez.

Por favor, te pido que le des la importancia que se merece a la elección de los métodos de cobro que facilitas en tu tienda online.

  • Es muy difícil que alguien que tenga una necesidad concreta haga una búsqueda online.
  • Que vea como uno de los resultados tu página web.
  • Que le llame la atención la descripción y el título y decidan entrar.
  • Que la web le de la confianza suficiente.
  • Que encuentre el producto que estaba buscando.
  • Que le parezca que ofreces un buen precio.
  • Que los plazos de entrega le parezcan razonables.
  • Y que después de todo ese proceso se eche atrás porque no le convencen los métodos para pagar que le ofreces.

Como ves, a la hora de tener una tienda online, merece la pena dedicar tiempo y recursos a este tema. ¿No crees?

Entradas relacionadas

¿Qué andas buscando?