Las claves para crear tu marca personal

 En Marketing Digital

El concepto de Marca Personal (o Personal Branding) está teniendo día a día una mayor proyección sobre nuestra sociedad. Atrás va quedando el concepto de marca como un “ente” situado por encima de las personas y con unos valores que conectaban con otro tipo de consumidor.

Todo está cambiando como reflexionaba Enrique Dans, y por supuesto también la forma en la que los consumidores se relacionan con las marcas. En este contexto, la identificación entre persona y marca cobra especial protagonismo, porque las reglas de juego son otras, y no identificarlas supone quedarse fuera de la partida.

¿Qué es la marca personal?

que es marca personal

Cuando hablamos de marca personal estamos hablando de considerar a una persona como una marca en sí misma. Es decir, debe tener una propuesta comunicativa propia que tiene que ser transmitida con el objetivo de conseguir una diferenciación y un mayor éxito vinculando las relaciones profesionales y personales.

En resumidas cuentas, el objetivo de una marca personal es mejorar la percepción que tienen de uno los demás en relación a unos objetivos concretos. Hace años, sólo las personas con cierto grado de influencia social podían crear una marca personal, ya que la difusión se vinculaba a medios como la televisión, la radio o la prensa. Hoy en día, el grado de maduración de internet permite que el acceso a crear tu propia marca tenga ciertas garantías de éxito sin asumir una gran inversión.

Lo que te diferencia te hace único

personal branding

Es importante construir nuestra marca sobre aquellos elementos que nos hacen únicos. En muchas ocasiones se tiende a confundir esta idea de diferenciación con tener conocimientos muy profundos sobre un tema concreto. Lo cierto es que el concepto de diferenciación es más amplio que esto.

Existen determinadas características que nos permiten sobresalir en un determinado entorno. Un ejemplo claro puede ser Eduard Punset, que dentro de un ámbito especializado en tecnología, se ha convertidor en un comunicador tecnológico de reconocido prestigio. Su labor ha sido llevar un conocimiento científico especializado a pie de calle, marcando su sello propio y saber hacer. Además de eso, siente pasión por lo que hace y comunica, y eso deja un claro reflejo sobre su trabajo.

Otro ejemplo reconocible es Alma Obregón de Objetivo Cupcake, que aprovechando el fenómeno Cupcake ha sabido aprovechar la ola y crear una marca propia y única en torno a un fenómeno en demanda creciente.

Estos 2 ejemplos nos pueden servir para ilustrar que cualquier rasgo de nuestra personalidad, que quizás no estemos aprovechando, nos puede hacer únicos. Bastará con identificarlos y potenciarlos, enfocándolos sobre un terrenos que nos motive y permita avanzar personal y profesionalmente.

Algunas preguntas que puedes hacerte son las siguientes:

  • ¿Qué piensas que te diferencia de los demás?
  • ¿Qué crees que puedes ofrecer?
  • ¿Qué es lo que más te apasiona?
  • ¿Cuáles son tus valores?

Conoce el entorno y las posibilidades; ten un plan

personal branding que es

Es fundamental conocer nuestro entorno, especialmente el digital. Debido a la capacidad de penetración y costes, el entorno online será el que mayores oportunidades nos pueda presentar.

Por este motivo es importante conocer todos aquellos recursos que podemos tener a nuestro alcance y priorizarlos de manera consecuente; los perfiles sociales, el uso de un blog, etc, son soluciones de alto impacto que nos permitirán desarrollar nuestra marca.

Pero de nada sirve sumar sino se dispone de una estrategia consecuente. No sé trata sólo de qué vas a hacer, sino de cómo y cuándo, y sobre todo de el “por qué”

Preguntas que puedes plantearte son:

  • ¿Qué herramientas necesitas?
  • ¿Qué canales piensas que son los adecuados?
  • ¿Necesitas un blog?
  • ¿Necesitas las redes sociales?
  • ¿Cómo medirás los resultados?
  • ¿Cuáles son los hitos que pretendes alcanzar?
  • ¿Qué calendario puedes plantearte?

Sí, la marca personal también es para ti

marca personal beneficios

Es posible que te plantees si realmente crear una marca personal va contigo. De alguna manera ya eres una marca personal. Si vas al buscador de Google, tecleas tu nombre y clicas en buscar, acabarás apareciendo. Eso significa que ya no eres anónimo, y que de algún modo ya estas comunicando algo.

Sea por el motivo que sea; captar nuevos clientes, mejorar tu reputación, buscar trabajo, etc., crear una marca propia te ayudará a generar nuevas oportunidades profesiones y personales.

Cualquier persona tiene la posibilidad de crear su propia marca, no hace falta contar con grandes recursos ni una gran inversión. Se puede empezar a trabajar con un dominio propio, un blog y el uso de las redes sociales. Además de esto, el trabajo de nuestra marca puede llevarnos a plantearnos objetivos afines a nosotros mismos, integrando una pasión con una vertiente profesional.

No hay que tener miedo a desarrollar una visibilidad social; una marca es flexible y se adapta a nuestra situación en todo momento. Ya no hablamos de aquellas marcas que permanecían inalterables pese a los años. Una marca propia es una extensión de nosotros mismos, y por lo tanto cambia y se adapta a lo que somos en cualquier momento de nuestra vida.

Vídeo de Enrique Dans sobre Marca Personal

Descarga el eBook gratuito
Publicaciones recientes