Optimiza tu perfil de Twitter ¿Te seguirías a ti mismo?

Optimiza tu perfil de Twitter ¿Te seguirías a ti mismo?

en

Ya sea a nivel personal o en una cuenta corporativa todos los que de un modo u otro invertimos nuestro tiempo en el mundo de las redes sociales buscamos lo mismo: Ser una cuenta influyente, con un gran número de seguidores y sobre todo que aglutine interacciones a diario es sin duda esa isla paradisíaca a la que todos queremos llegar.

La hoja de ruta para conseguir este objetivo tiene tantas posibles variantes y opciones que no podríamos repasarlas ni en una mañana. Sin embargo, lejos de complejas estrategias o manuales de estilo en los que no falta un detalle, existe un componente tan obvio que muchos no reparan a tenerlo optimizado: El componente estético. 


Un perfil bien configurado

Una cuenta de Twitter correctamente configurada y optimizada en cuanto a todos sus parámetros que son visibles a primera vista será más fácil tanto de ser encontrada como de ser reconocible para los que ya nos conozcan. Es por tanto la optimización un factor clave para la búsqueda de nuevos seguidores y la fidelización de los ya existentes.

Siguiendo esta idea, la pregunta que debes hacerte es la siguiente: ¿Te seguirías a ti mismo si fueses un usuario que ve tu perfil o el de tu empresa? Lo que buscas encontrar y hace que sigas o no a una cuenta de Twitter a primera vista es lo mismo que debes tener en cuenta para tu perfil. Prueba a buscarte en el buscador de Twitter, observa lo primero que ve un twittero que llega a tu perfil… ¿Crees que se ve claro quién eres o a qué te dedicas?

Como digo, estos son puntos realmente básicos y quizás muy obvios, pero conforme los repases seguro que te vienen a la mente algunos perfiles que no los están haciéndolo bien. Siempre viene bien detenerse un instante para ajustar las velas y poder navegar.

Lo que buscas encontrar y hace que sigas o no a una cuenta de Twitter a primera vista es lo mismo que debes tener en cuenta para tu perfil.


La foto de perfil

La foto de perfil es lo primero que verá un seguidor o posible seguidor, en ocasiones incluso será lo único que vea junto al contenido de un tweet, por lo que esta foto debe ser de calidad. Si lo primero que ves al llegar a un perfil es un puñado de píxeles o una foto que poco o nada se identifica con la persona o la empres que representa… aumentan las posibilidades de que quién ve ese tweet pase de largo.

Podemos encontrarnos con dos posibles circunstancias cuando nos referimos a cuentas de Twitter relacionadas con el mundo laboral:

  • Cuentas corporativas cuyo nombre en sí es el de la empresa. En este caso todo es más sencillo: No hay mejor foto de perfil que el isotipo o logo de la empresa. Pero ten en cuenta de que determinados logos tipográficos son excesivamente alargados y las letras no se verán correctamente en las pequeñas dimensiones en las que se suele ver la foto de perfil. En estos casos lo mejor es, si no se dispone de un isotipo simple, preparar una articulación del logo para que en lugar de extremadamente horizontal quede lo más cuadrado posible.
  • Cuentas en las que se vende la marca personal. En estos casos, la mejor opción es huir de los logos e isotipos y centrarnos más es una foto de perfil al uso. No es coherente ver Juanjo Dorado y que mi foto de perfil sea directamente el isotipo de Wanaleads. Puedes, como es el caso del equipo Wanaleads, hacerte una foto en algún lugar de la empresa donde se identifique en cierto modo dónde estás.

Por tanto, sea cual sea el fin de tu cuenta de twitter y salvo contadas ocasiones, lo mejor será evitar paisajes, dibujos, animales, coches, y (aunque molen muchísimo) personajes de series o películas. Recuerda que la foto de perfil es lo primero que ve un usuario de Twitter y a la gente le gusta ponerle cara a lo que lee.


La foto de encabezado

¿Cuántas veces has visto un perfil de Twitter con una foto de encabezado en la que tan sólo vemos píxeles? Muchas cuentas son configuradas desde dispositivos móviles en los que por las dimensiones de sus pantallas las fotos se ven correctamente, pero al visualizar estos perfiles desde una pantalla más amplia aparecen los problemas. La calidad vuelve a ser un factor importante para que esta foto se vea correctamente desde todos los dispositivos, por lo que te recomiendo que la prepares desde tu ordenador y con la pantalla más grande que puedas.

Lo primero que debes saber son las medidas que esta foto de encabezado debe tener, que son 1500 pixels de ancho por 500 píxels de alto. Puedes comprobarlo de manera más clara en la siguiente imagen.

Medidas de las fotos de Twitter 2015

Medidas de las fotos de Twitter 2015.

¡Cuidado con las vistas responsivas!

captura-twitter-responsivo

No hace mucho existía la moda de utilizar las fotos de encabezados como si de banners o anuncios se tratasen. En ellos se incluían textos o incluso elementos gráficos que jugaban con la foto de perfil en busca de un efecto visual original que llamase más la atención.

Sin embargo, Twitter es visto por infinidad de dispositivos móviles, tablets y ordenadores con una gran variedad de tamaños de pantalla y desde distintos sistemas operativos. Esto hace que lo que vemos de la foto de encabezado o la ubicación de la foto de perfil varíen según dónde veamos el perfil. Lo más recomendable es usar una fotografía que carezca de texto o elementos fijos y que tan sólo enriquezca la imagen de nosotros que queremos transmitir.


La Biografía

Si hemos conseguido llamar la atención del twittero que visite nuestro perfil (o al menos, que no haya salido corriendo a las primeras de cambio) el siguiente punto clave es la biografía. Este elemento debe responder a dos preguntas fundamentales: Quiénes somos y a qué nos dedicamos.

De entrada es algo complejo resumir esto en 160 caracteres pero teniendo claros los conceptos no es tan complicado. A fin de cuentas es una breve descripción que de ampliarás en el enlace a la web corporativa o incluso a tu LinkedIn.

Sería recomendable además incluir alguna palabra clave. Además de ayudar a hacer comprensible a qué te dedicas, existen aplicaciones web como Followewonk mediante las cuales podemos buscar usuarios que contengan determinadas palabras en su biografía, su nombre de perfil… etc.

Al igual que pasara en la foto de perfil, debemos huir de citas célebres, letras de canciones, o frases de cine. 


La Ubicación

La ubicación es otro factor que si bien no aporta tanto como los que hemos visto anteriormente sí puede determinar que una persona nos siga o no. Si tienes una guardería en Sevilla quizás es poco práctico que te siga gente de Vigo.

Del mismo modo que la herramienta que hemos comentado antes, existen diversas aplicaciones que buscan perfiles de Twitter en función de su localización. Algo que facilitará tu visibilidad.

Buscando precisamente visibilidad, debes evitar generalismos como poner en la ubicación países o, por el contrario, lugares muy concretos como pueblos o localidades más reducidas. Si estás en la provincia de Sevilla no es buena idea poner “España” como tampoco lo es poner “Almensillas”. Lógicamente, y siguiendo la línea marcada en los anteriores puntos, debes buscar la coherencia y evitar lugares ficticios.


Los últimos tweets

Una vez tengas todos los factores visibles a primera vista optimizados, tan sólo te falta un elemento por tener en cuenta para navegar a toda vela: El contenido que se publica y su frecuencia. Ver un perfil en el que el último tweet es de hace meses causa realmente mala sensación y un potencial seguidor que llega a tu perfil lo primero que va a buscar tras ubicarte es qué es lo último que has publicado.

Es fundamental mantener la cuenta de Twitter actualizada con regularidad publicando en medida de lo posible a diario y como es natural, no por publicar con frecuencia caer en publicaciones llenas de tópicos o sin utilidad. Para ello puede y debe ayudarte seguir una estrategia de marketing de contenidos, ya que estos podrán ser difundidos varias veces en Twitter.

En la actualidad existen incluso herramientas, como TweetAdder, que pueden configurarse para que dejes de seguir automáticamente a cuentas de Twitter que lleven un determinado tiempo sin publicar.


En resumen

Haciendo una breve síntesis de todos los puntos que expongo en este artículo podemos quedarnos con estos tres puntos claves:

  • Merece la pena dedicar algo de tiempo a revisar qué ven los usuarios cuando llegan a tu perfil de Twitter, y valorar si tú mismo como usuario encontrarías comprensible e interesante tu cuenta o la de tu empresa a primera vista.
  • Aunque puedan resultar muy divertido, las fotos de perfil que no sean realmente identificativas con la persona o la marca que estamos viendo generarán confusión y dispersión de los seguidores potenciales que lleguen a tu cuenta.
  • La biografía y la ubicación ayudan a aumentar la visibilidad de tu perfil en Twitter a través de las búsquedas ya sea desde la propia plataforma o mediante herramientas externas que se emplean para tal uso.

 ¡Ah! y ya que estamos… ¡Síguenos en Twitter!

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Juanjo Dorado

Juanjo Dorado

Project Manager y Social Media Manager

¿Quieres recibir nuestros nuevos artículos en tu correo electrónico?

Estás a un paso de hacer crecer tu negocio

Contacta ahora con un consultor experto de Wanaleads. Cuéntanos tu proyecto y te diremos cómo aplicar una estrategia de Marketing Digital para empezar a vender más.

Llegar a buen puerto con Marketing Digital
¡PÍDELA AQUÍ GRATIS!