¿Quieres recibir nuestros artículos en tu correo?
Suscríbete a nuestra newsletter y te avisaremos cada semana... ¡Prometemos no ser pesados!
¡Suscríbete!

Te damos nuestra palabra: No te enviaremos spam y mantendremos tus datos personales seguros.


¿No sabes qué escribir en tu blog? Así funciona la curación de contenidos

 en Marketing Digital

La primera barrera a la que nos enfrentamos a la hora de escribir en un blog es el papel (o entrada) en blanco. Saber sobre qué escribir o cómo enfocarlo no siempre es una tarea fácil y en ocasiones esto puede suponer un bloqueo a la hora de desarrollar una estrategia de marketing de contenidos.

Como ya te hemos contado otras veces en nuestro blog, una opción para salir de este bloqueo inicial es la curación de contenidos. Una acción fundamental dentro del marketing de contenidos que te ayudará no sólo a elaborar contenidos propiamente sino a difundir aquello que consideres interesante y de calidad tanto para tu comunidad como para ti mismo.

¿Qué es la curación de contenidos?

Si buscamos qué es la curación de contenidos en nuestro querido Google encontraremos distintas definiciones que rondan sobre un mismo concepto, algo como esto:

La curación de contenidos consiste en seleccionar información relevante que ya está publicada en Internet, filtrarla, organizarla, añadir un valor adicional y difundirla a nuestra comunidad.

Si bien parece algo sencillo y relativamente rápido de hacer, me gustaría detenerme en un concepto que por norma general aparece dentro de estas definiciones: Añadir un valor adicional. No se trata de repetir lo mismo que has visto en algún lugar de Internet de manera automática, sino de filtrar aquello que piensas que puede ser interesante para tu audiencia o tu comunidad y adaptarlo a ella.

Si nos llevásemos este concepto a las redes sociales, en el caso de Twitter un simple retweet a una publicación interesante no sería más que difundir esa publicación. No obstante, si citamos ese tweet incorporando un comentario adicional que aporte un punto de vista distinto o amplíe información, entonces sí estaríamos haciendo curación de contenidos en redes sociales.

5 pasos para hacer (bien) curación de contenidos

5 pasos para hacer (bien) curación de contenidos

Estoy seguro que con la definición que te acabo de comentar tienes claro en qué consiste esta estrategia de marketing de contenidos, pero para “sacar nota” puedes seguir estos sencillos pasos a modo de guía con los que estoy seguro que no volverás a tener dudas a la hora de escribir en tu blog.

1. Busca información interesante

Y cuando digo interesante, es que realmente sea interesante para el público objetivo que quieres conseguir posteriormente con tu publicación. No te quedes con lo primero que encuentres por la red y ve un paso más allá.

Por ejemplo, si quieres preparar una entrada de blog sobre la curación de contenidos ( 😀 ) no es relevante que selecciones información de marketing digital en general. Afina un poco más en la búsqueda de información y tendrás más fácil los siguientes pasos a seguir.

2. Filtra lo mejor de esa información

Como ocurre con todo, habrá información que parezca genial y lo sea, y otra que parezca muy buena y no sea más que relleno. Debes seleccionar lo mejor de aquella información interesante que has encontrado y despojarla de todo el contenido que consideres irrelevante.

De hecho, si estás buscando sobre un tema en concreto y encuentras varias publicaciones interesantes, estoy seguro de que podrás combinar estas publicaciones para filtrar las partes más interesantes de las mismas. Si seguimos con mi ejemplo de preparar una entrada sobre curación de contenidos, puedes utilizar una información de alguna publicación que defina esta estrategia, y otra de cómo llevarla a cabo.

3. Reorganiza y clasifica los datos filtrados

Una vez tengas el verdadero contenido interesante seleccionado, llega la hora de remangarse y meterse en faena para dar tu toque personal al contenido final. Lo primero que debes hacer en este sentido es reorganizar todos los datos filtrados en una estructura que consideres más lógica.

Siguiendo de nuevo mi ejemplo de hacer una entrada sobre curación de contenidos, un ejemplo de estructura del artículo podría ser…

  • Introducción, para qué sirve.
  • Qué es exactamente.
  • Cómo llevarlo a cabo.

4. El punto clave: Añade valor

Finis coronat opus: Ahora que lo tienes todo filtrado, organizado y prácticamente redactado, llega la hora de aportar tu valor y convertir ese contenido extraído de aquí y allá en algo personal y útil para tu audiencia. 

Adapta la publicación a tu tono comunicativo, a tu forma de decir las cosas. Aporta experiencias personales o incluso algún pequeño toque de humor y, siguiendo el ejemplo de los pasos anteriores, tendrás una bonita entrada sobre curación de contenidos. 😀

5. Difunde tu contenido

Por último, debes difundir el contenido que has publicado para que así llegue al mayor número de lectores posibles. Prepara distintas publicaciones en redes sociales con varios copys que enganchen, incluye la entrada en alguna newsletter o incluso recomienda la publicación a tus conocidos que sepas que tienen interés en esa temática.

Y sobre todo, no tengas reparos en volver a difundir este contenido en tus redes sociales siempre que creas que puede aportar valor. A fin de cuentas en eso consiste el marketing de contenidos.

¿Te ha gustado? ¡Comparte en tus redes!

Entradas relacionadas

¿Qué andas buscando?