Engagement… ¡Deme 10!

 En Redes Sociales

A poco que estés relacionado con el mundo Social Media estoy seguro de que has escuchado o leído el término engagement aquí y allá. Es la palabra definitiva: Un término llamativo que además todos parecen buscar para su marca ya sea corporativa o personal, y que los que lo poseen (o dicen poseerlo) se muestran sobradamente orgullosos de ello.

Como exclamara el genial Homer Simpson refiriéndose a su amada cerveza, si escuchamos hablar de engagement lo primero que se nos viene a la cabeza es ¡Deme 10! Sin embargo… ¿Sabes qué es el engagement realmente y por qué lo buscas incesantemente?

¿Qué es el engagement?

El engagement es, en su definición más técnica, el grado de compromiso con el  que un consumidor o cliente interactúa con una marca gracias a su presencia en las redes. Dicho de otra forma, el engagement es entrar en el ámbito emocional de tu audiencia y generar sentimientos como cariño, fidelidad o motivación con el fin de que se sientan parte de una marca y lleguen al punto de defenderla o incluso recomendarla a nuevos usuarios.

Cabe resaltar que el engagement no es algo exclusivo del entorno Social Media sino que es algo aplicable a toda estrategia digital. De hecho, cuando hablaba del Marketing de Contenidos y cómo aportar valor a los usuarios con él, no estaba haciendo otra cosa que hablar de cómo generar engagement.

¿Por qué generar engagement?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla: Porque ganarás más. En todos los sentidos. El engagement mantendrá la atención de tus clientes desde que saben de ti hasta que realizan la tan ansiada conversión. Pero más allá de esa primera conversión, siempre que seas capaz de mantener vivo el engagement, el siguiente paso es la repetición de compra y por tanto, la fidelización.

Debes tener claro que una marca con engagement es una marca con una legión de evangelizadores de ella y es por eso por lo que es tan importante conseguirlo. Se trata a fin de cuentas, como es su propia traducción literal, de un compromiso de los usuarios con algo que les gusta.

No todos lo hacen bien

El engagement no se mide tan sólo por los likesSin embargo, muchas marcas han deformado la concepción del engagement con el paso del tiempo llegando a simplificarlo en un recuento de clics y seguidores. Algo completamente erróneo y muy distante de la realidad.

A consecuencia de este error, es común ver como en ocasiones inflan estos números y estadísticas sin reparar en que de nada sirve tener 10.000 seguidores si jamás interactúan con la marca, y lo que es peor, sin saber si la estrategia que están siguiendo les acerca realmente a sus objetivos.

Seguro que tienes un amigo al que jamás has visto beber alcohol, pero a pesar de ello alguna vez habéis hablado de un anuncio de alguna marca de cerveza. Esta persona difícilmente seguirá a la compañía cervecera en las redes, pero sin embargo sí habla activamente de la marca y difunde su mensaje. ¿Cómo medir eso contando tan sólo contando likes?

De nada sirve tener 10.000 seguidores si jamás interactúan contigo.

El engagement, por tanto, debe medirse de una manera más correcta por la cantidad de interacciones y el volumen de tráfico y ventas que genera y no por el número de seguidores.

En busca del engagement

Engagement

Realmente no existe una fórmula que nos lleve al tan ansiado engagement y como en tantas facetas del marketing digital la respuesta es depende. Depende de muchos factores que hacen que cada estrategia a seguir sea diferente según cada caso. Sin embargo, estos tres puntos suelen ser comunes a toda estrategia Social Media.

  • ¿Hay alguien ahí? No puede existir un usuario que se haya tomado la molestia de interactuar con nosotros y no tenga una respuesta. Hay que contestar siempre. Y no una respuesta cualquiera, debemos huir de mensajes prefabricados y respuestas automáticas y hacer que el usuario sienta que está hablando con una persona de verdad.
  • Define tu personalidad. Si estamos hablando de que a nadie le gusta sentir que habla con un robot, tampoco ayuda un perfil que a veces habla de usted y a veces habla de tú. Mi consejo en la gran mayoría de los casos es hablar de tú, siempre en busca de la naturalidad que haga sentir cómodos a los usuarios.
  • Aporta valor. Ya te enseñé cuando hablaba de regenerar tus propios contenidos que la clave de cara a los usuarios está en aportar un valor diferencial y no tener las redes sociales como un escaparate de ofertas. Comparte imágenes, ideas motivadoras, tutoriales, consejos… Incluso cuando vas a contestar negativamente a algo es una buena práctica incluir algún contenido complementario a modo “No, pero quizás esto te pueda interesar esto…”.

En resumen

Con todo lo que te he comentado en esta ocasión, podríamos quedarnos con tres puntos básicos:

  • Tener engagement es tener la capacidad de convertir una relación en un principio comercial en una relación sentimental que genere un compromiso y fidelidad en los usuarios de una determinada marca.
  • El engagement no se mide por la cantidad de clics o seguidores, sino por la cantidad de interacciones que una marca es capaz de generar y la frecuencia con la que los usuarios entablan conversación.
  • Para generar engagement ante todo se debe buscar la naturalidad y aportar un valor al usuario de manera que sienta que la compra es algo opcional y que tu principal objetivo es su bienestar.
Descarga el eBook gratuito
Publicaciones recientes