Etiquetas en Redes Sociales, la cara amable del spam

Etiquetas en Redes Sociales, la cara amable del spam

en

Estoy seguro de que en más de una ocasión has abierto tus redes sociales y te has encontrado con una notificación que dice algo así como “Fulanito te ha etiquetado en una foto”. Aunque en algunas ocasiones efectivamente se trate de una foto en la que apareces, en otras muchas (y cada vez más) se trata de una publicación que poco o nada tiene que ver contigo, y en la que te han etiquetado buscando más alcance o simplemente asegurarse de que la veas… En otras palabras, en algunas ocasiones (y cada vez más) se usan las etiquetas como spam.
Aunque en efecto las molestias que genera este uso de las etiquetas es bastante menor que el habitual spam, cuando se administran perfiles corporativos o de entidades el etiquetado indiscriminado es una tónica constante, tal vez sin reparar en que su mal uso puede hacer a quién etiqueta más mal que bien. Y ahora vamos a ver por qué.


Una reputación en juego

La reputación de una cuenta (especialmente a nivel de empresas o entidades) no se gana fácilmente en las redes sociales, pero sí se puede perder en muy poco tiempo. Piensa qué impresión tendrías de alguien que cada vez que sales a la calle empieza a hablarte de temas que no están relacionados contigo o lo que es peor, intenta venderte un producto o servicio… Pues bien, esa misma impresión es la que se llevarán las personas que “padezcan” el etiquetado continuo por parte de una cuenta en un perfil de Facebook o Twitter.
Llegados a un extremo, si tú único objetivo al etiquetar cuentas es aprovechar la autoridad o el engagement que poseen, es posible llegues a causar un “efecto rebote” y los propietarios de estas cuentas lleguen a boicotear tu plan en vez de apoyarlo, o incluso a bloquear tu cuenta.

La reputación de una cuenta no se gana fácilmente en las redes sociales, pero sí se puede perder en muy poco tiempo.

En el caso de Facebook existe una diferenciación entre cuentas personales y páginas, por lo que si vas a etiquetar a alguien debes estar especialmente atento a no etiquetar unas fotos de aquel día en la playa a una página orientada a terrenos más profesionales, o al revés.
En el caso de Twitter, además, se presentan dos inconvenientes añadidos al mal uso de las etiquetas:

  • Los tweets con etiquetas no aparecen en la pestaña de menciones dentro del área de notificaciones. Sólo lo hacen en la pestaña de “todo”, que en cuentas con mucha actividad suele ser una cascada de notificaciones donde se ubican interacciones que van desde los nuevos seguidores hasta los favoritos, retweets… etc. ¡Incluso de los tweets donde está etiquetada la cuenta!
  • Cuando una persona le da responder a un tweet que contiene muchas etiquetas, en el mensaje de respuesta se mencionan a todas las personas etiquetadas, dejando un espacio sumamente reducido para el tweet de respuesta, o teniendo que borrarlos uno a uno.

Y todo ello para intentar conseguir mayor alcance en la publicación gracias a un me gusta o un retweet de las personas etiquetadas… Es comprensible el por qué se lleva a cabo esta mala práctica, pero está claro que no es el camino adecuado para llegar a buen puerto.


Cuándo SÍ etiquetar a alguien

Cuándo etiquetar a alguien en redes sociales
Tampoco se trata de demonizar esta función tan común en las redes sociales. Las etiquetas bien usadas aportan mucho a la actividad en las redes sociales, así pues: ¿Cuándo debo etiquetar a alguien en una publicación?

  • ¡Cuando esa persona salga en la foto publicada! Es el caso más obvio, por algo en Twitter el botón para añadir etiquetas pone “¿Quién aparece en esta foto?”.
  • Cuando se trate de un contenido en el que la persona ha participado. Imagina una publicación de blog, una noticia o una crónica donde otra persona ha colaborado ya sea escribiéndola, aportando la foto… etc. En un caso así tendría lógica que se etiquetase a la hora de compartirla en las redes sociales.
  • Cuando estés compartiendo un contenido creado previamente por una cuenta. Por ejemplo, cuando compartas un artículo del blog de wanaleads. 😉
  • Cuando estés totalmente seguro de que la publicación aporta valor a la cuenta que etiquetas. Este es el caso más subjetivo y por tanto el que más puede acercarse al peligroso terreno del spam.

Lo que debe quedar claro es que si tienes alguna duda de que la persona a la que vas a etiquetar no va a estar 100% interesada en la publicación, mejor que no la etiquetes.


Cómo evitar ser etiquetado en redes sociales

Si recibes constantemente etiquetas en Facebook o Twitter es normal que llegue un punto en el que te canses y digas basta. Aunque tal vez sea una medida un poco extrema, en ambas redes sociales existe un método para evitar el etiquetado masivo a modo de spam.

Twitter

Para evitar o reducir que te puedan etiquetar en publicaciones en Twitter tan sólo tienes que ir a Configuración y posteriormente dirigirte a la pestaña de Seguridad y privacidad. Allí encontrarás, entre otras opciones, un apartado donde se muestra la configuración de las etiquetas:
Privacidad y etiquetas en Twitter
Si seleccionas Permitir que solo las personas que sigo me etiqueten en fotos el etiquetado en forma de spam debería quedar erradicado en tu cuenta, ya que las cuentas que siguen se presupone que son de tu interés. En caso de que no quieras volver a ver una etiqueta, tan sólo tiene que marcar No permitir que se me etiquete en fotos.

Facebook

En el caso de Facebook, el control sobre las etiquetas y sobre las publicaciones que otros usuarios pueden hacer en tu muro es mucho más elevado. En esta red social debes ir a Configuración, y una vez allí encontrarás una sección dedicada exclusivamente a este tema llamada Biografía y etiquetado. Una vez aquí, conviene reparar en dos puntos.
En primer lugar, aquí puedes definir si quieres que otros usuarios publiquen en tu biografía o en tu muro sin más, o antes de que esa publicación sea visible requiera tu aprobación. Una opción que en mi caso tiene un gran valor, ya que permite tener un control extremo de lo que se ve publicado, evitando la clásica publicación que se hace en el muro de un usuario con el fin de ganar toda la visibilidad del mismo.
Quién puede publicar en tu biografía de Facebook
En segundo lugar,centrándonos en las etiquetas Facebook te permite tener un control similar al mencionado anteriormente con la biografía. En el apartado ¿Cómo puedo administrar las etiquetas que otros agregan y las sugerencias de etiquetas? podrás activar la función de que para que una etiqueta sea efectiva, debas aprobarla primero, permitiendo así un control total sobre lo que tus amigos ven de tu perfil y evitando en gran medida el etiquetado spammer.
Quién puede etiquetarte en Facebook
Como te he dicho antes, especialmente en Twitter eliminar la posibilidad de ser etiquetado es quizás una medida algo extrema, pero nunca está de más conocer las posibilidades que tienes al alcance de tu mano en las redes sociales.


En resumen

Después de todo, las etiquetas pueden ser de utilidad y aportan mucho a la actividad habitual en las redes sociales, pero su mal uso te puede traer consecuencias más negativas que positivas. Y si llegado el caso vas a etiquetar, no olvides estos puntos:

  • No etiquetes a cuentas sin sentido o de manera aleatoria porque es una forma de hacer spam. No tan agresiva, pero spam a fin de cuentas. Y tu reputación se resentirá.
  • Si vas a etiquetar, intenta que el contenido en el que va esa etiqueta aporte valor a la persona etiquetada.
  • Si vas a etiquetar en Twitter, intenta que no sean más de 3 o 4 cuentas para que al darle a responder al tweet, sus nombres de usuario no ocupen todo el mensaje.
  • Y si es en Facebook, asegúrate de que estás etiquetando el perfil correcto y no una página corporativa, o al revés.

No olvides la siguiente idea y nunca tendrás problema con el etiquetado en las redes sociales: Si no estás seguro de que el contenido que vas a etiquetar vaya a ser bien recibido, no lo etiquetes.

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Juanjo Dorado

Juanjo Dorado

Project Manager y Social Media Manager

¿Quieres recibir nuestros nuevos artículos en tu correo electrónico?

Cómo medir los resultados SEO

Cómo medir los resultados SEO

Una de las partes más importantes de cualquier campaña SEO es saber medir los resultados correctamente. Es importante saber qué medimos, cómo lo medimos y por qué lo hacemos. No basta con medir, po

Leer más

¿Quieres llegar a buen puerto?

Ningún viento es favorable para quien no sabe dónde va.

Y tú, ¿dónde quieres llegar? Construyamos juntos el barco que nos permitirá alcanzar tu puerto de destino. ¡Déjanos acompañarte!