Algoritmo de Google, ¿qué es y para qué sirve?

 En Posicionamiento Web

Si trabajas en Marketing Digital, o te estás adentrando en este apasionante mundo, sabrás que el concepto de algoritmo se ha hecho omnipresente en nuestras vidas. En posicionamiento web tiene tanta importancia, y es tan decisivo, que todas las estrategias SEO se desarrollan con el objetivo de acotarse a las distintas versiones de los algoritmos de forma que nos veamos beneficiados por “cumplir con las normas del juego”.

¿Qué es un algoritmo?

Qué es un algoritmo

El algoritmo de Google es básicamente un conjunto de fórmulas matemáticas que permiten establecer un criterio según el cual Google ordena los contenidos de las webs en los resultados de búsquedas al hacer consultas.

Evidentemente, la formulación de este algoritmo es secreta, ya que conocer la “fórmula magistral” nos permitiría, en teoría, llevar cualquier web a los primeros resultados. Por este motivo, son miles los profesionales que han tratado de descifrar cuáles son los factores que los algoritmos tienen en cuenta a la hora de priorizar unos resultados frente a otros.

Sin embargo, Google renueva estos algoritmos con una frecuencia más alta de lo que pudiéramos pensar. Al cabo del año pueden contabilizarse más de cien modificaciones que pretenden ir dando formato a un sistema de búsquedas más naturalizado y útil para el cliente del buscador.

¿Se puede descifrar el algoritmo de Google?

para que sirve un algoritmo

Como venimos diciendo, los algoritmos actúan de forma orgánica, adaptándose a las nuevas necesidades y mejorando la experiencia de búsqueda, por lo que no dejan de cambiar y perfeccionarse.

Además, Google es consciente de que toda la red está llena de páginas web con estrategias de posicionamiento web desarrolladas para adaptarse a su algoritmo y conseguir superar todos los criterios de búsquedas. Y, por supuesto, muchas de estas prácticas son realizadas de manera fraudulenta para alterar el algoritmo y conseguir resultados artificiales en un corto espacio de tiempo; es lo que se conoce como “black SEO“o “gray SEO”.

¿Cuántos algoritmos existen?

Algoritmos SEO

Según el objetivo general perseguido por Google los algoritmos se organizan en grandes grupos, siendo los más conocidos Google Panda y Google Penguin. Hablemos ahora de cada uno de ellos:

Google Panda

Esta versión se centra en la calidad de los contenidos que ofrecen los sitios webs. Desde la aparición en 2011 Google Panda ha ido mejorando sus criterios bajo el concepto de “el contenido es el rey”. Así, webs con contenido duplicado, escaso, sin optimizar o mal estructurado han ido sistemáticamente perdiendo protagonismo en los resultados de búsquedas.

Todo el objetivo de Google en este sentido ha ido dirigido en premiar a portales que no solo ofrezcan contenido en cantidad, sino que garantice una buena navegación de calidad a través de una propuesta semántica con información relevante para sus usuarios. El Inbound Marketing, por ejemplo, ha sabido integrar perfectamente la generación de contenido útil con la demanda orgánica que de él pueda existir.

Google Penguin

Si Panda se centraba en la web, Google Penguin se centra en la calidad de los enlaces. Sin duda, Penguin ha sido unos de los algoritmos más temidos y que más impacto ha causado. Las prácticas iniciales SEO centraban casi todo su esfuerzo en acumular el mayor número posible de enlaces, ya que tener más enlaces equivalía a que Google interpretara que una web era más popular y, por consiguiente, que tuviera más visibilidad en el buscador.

Ahora bien, los enlaces eran fácilmente generables de manera automatizada e incluso los que se conseguían a mano en la mayor parte casos no tenían valor real, no eran naturales, sino que simplemente se conseguían para sumar más y más enlaces.

Así las cosas, en 2012, un año después de Panda, Google centro sus esfuerzos en poner orden en todo lo que sucedía fuera de las páginas, reglando un ecosistema adulterado de links fraudulento.

 


Nuevo llamado a la acción
Publicaciones recientes